Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Enjoy the Silence 4.0 {Zombies || Desde 2011 || Confirmación}
Vie Nov 14, 2014 1:38 pm por Invitado

» Se busca a mi novio.
Lun Nov 10, 2014 2:29 pm por Sarah O. Evans

» ¿Esto o lo otro?
Lun Nov 10, 2014 2:27 pm por Sarah O. Evans

» Chicos vs Chicas
Lun Nov 10, 2014 2:26 pm por Sarah O. Evans

» Adivina quién contestará...
Lun Nov 10, 2014 2:25 pm por Sarah O. Evans

» Pregunta al user de abajo
Lun Nov 10, 2014 2:24 pm por Sarah O. Evans

» Tengo esa manía de...
Lun Nov 10, 2014 2:21 pm por Sarah O. Evans

» Construyamos una historia!
Lun Nov 10, 2014 2:19 pm por Sarah O. Evans

» Quien hace mi vida más sencilla...
Lun Nov 10, 2014 12:01 pm por Savannah A. Barden





afiliado afiliado afiliado afiliado



Savannah Amelia Barden

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Savannah Amelia Barden

Mensaje por Savannah A. Barden el Mar Sep 30, 2014 11:35 pm


 
Savannah Barden

Odette Annable
24
Vetus
Occultus
-
Sur

 
Historia

Cargar con pesos que no son suyos, culparse a sí misma por problemas que nunca provoco. Savannah no era así hace algunos años ni la criaron de dicha forma. Era una joven alegre, audaz, extrovertida, vivía el hoy y no el mañana. Sin embargo, vivir como Vetus, haber nacido en un mundo donde sabes que eres perseguido y asesinado por cargos que tus antepasados deben pagar no es ni justo ni digno. Vivir como Vetus te deja consecuencias. Y las de Savannah no son pocas.
La pequeña Savy creció bajo tierra, se crio con sus amigos en un lugar pacifico, donde los niños son tratado como sagrados, donde los esconden cada vez que eran amenazados y les sonreían cuando el peligro se arrancaba. Estaba rodeada de hermanos mayores y menores, de muchos tíos y tías, de abuelos y abuelas. Creció conociendo lo que es ser amada. Y sobre todo por sus padres.
Al ir creciendo se fue viendo  la mujer en que se convertiría, alguien risueña, carismática, positiva y adorable. Siempre estaba ahí para alguien, para sus padres, pero por sobre todo para su madre, quien era su mejor amiga, su confidente, su paño de lágrimas y su máquina de sonrisas.  Muriel siempre fue una mujer ejemplar, destacaba entre todas por su piel de un hermoso color bronce, sus ojos chocolate y su cabello castaño claro, destacaba por su personalidad bondadosa, sus sonrisas cómplices y como se iluminaban sus ojos cuando te jugaba una broma, pero por sobre todo, destacaba para Savannah.  Su madre era una Recolectora muy eficaz, ágil, silenciosa, más aun, su vista era lo que realmente la hacia la mejor.
Savannah añoraba ser como su madre, deseaba ser tan ágil, tan rápida, como ella. Aprendió todo lo que era necesario para ejecutar su gran sueño, fue rápida, fue eficaz, fue audaz y silenciosa. Desempeño tan bien su trabajo que aun cuando estaba aprendiendo le dieron el permiso, su padre le dio el consentimiento, de salir al mundo de afuera, de conocerlo por fin. Aquel iba a ser el día más feliz de su existencia, el primer día que trabajaba, que ayudaba en algo, sin embargo hoy lo recuerda como “aquel” día.
“Fui una descuidada, nunca debieron darme permiso”, repitió su mente una y otra vez “Fue culpa mía. Mi culpa”. Tanta ensoñación sentía a ver a su madre trabajar, en ver el mundo como estaba y no por dibujos o antiguos diarios que poseen los historiadores, en ver las construcciones de sus antepasados, en sentir a los animales correr cerca de uno, observar como los peces eran arrastrados por el río, que simplemente no lo oyó. No hizo caso de un susurro, hasta cuando su madre gritó. Un hombre con un lobo se habían acercado a ellos, a ella, con sigilo por detrás. El lobo, el Seele, tenía sus colmillos al descubierto, el hombre la miraba con aberración mostrando una mueca de asco. No la mataron, pero no porque no lo intentaron. Su madre se interpuso. Y ella murió en su lugar. Poco y nada recuerda que ocurrió después, recuerda gritos por todos lados, recuerda haber agarrado el cuerpo de su madre destrozado en la sucia tierra, recuerda como unos brazos la alzaron aun cuando ella pataleaba y forcejeaba, recuerda las cálidas manos de tu padre en su cara. Recuerda que el mundo se volvió negro y las mañanas  dolorosas, pues miraba a la otra habitación y sabía que nunca volvería a oír esa risa.
Todo aquel brillante futuro que había para ella se destrozó en ese entonces, su personalidad extrovertida se volvió introvertida, su piel morena tomo un color pálido, sus ojos llenos de vida habían perdido su espíritu.  Mucho intentaron llegar a ella, más que nada su familia nunca la dejaría caer sola. Nadie pudo atravesar esa muralla que construyó tan finamente a su alrededor.
Excepto un descuido más. Un hombre que estaba con otra mujer, un hombre que doblaba su edad. Vio en ella desesperación por amor y por sentir protección, que simplemente se lo entregó. La ayudó a salir de su agujero, la trató como a su propia hija, la abrazaba como parte de su sangre. Y ella odiaba cada momento. Éste hombre destruía su cordura, pero sanaba su alma. Ella se había enamorado de un hombre equivocado, y debía reconocer que por muy cariñoso que éste era con ella, nunca la miraría de otra forma. Y era mejor así, decidió, al no tener otro problema más en su vida, al no ser repudiada por su familia Vetus como la muchacha que le quitó el hombre a otra mujer, que hirió por la espalda a una compañera. Cada pedazo de cariño que éste le daba, lo aceptaría y le sonreiría con agradecimiento. Pues aquel hombre es único para ella.
Hoy vive como la Recolectora que siempre quiso ser, está por fin en paz consigo misma, aun cuando es mucho más cuidadosa de quien se le acerca. Hoy ve el mañana y sabe que es incierto, por ello peleara por él con uñas y gruñidos.


Personalidad

Su personalidad dista mucho de lo que antes era. Una mujer alegre y conversadora pasó ser tranquila y servicial. Hay características que aún persisten, como la lealtad y el cariño que siente hacia sus compañeros, como sus sonrisas fáciles cuando se le estimula o sus carcajadas abiertas y sonoras cuando algo le divierten. Aún sigue siendo dulce por dentro, pero solo con ciertas personas. Ningún extraño la verá haciendo el baile de la victoria, no señor.
 
Su confianza, hacia ella misma, casi es nula, por lo que desarrollo una personalidad perfeccionista, debe repasar una y otra vez lo que desea antes de intentar ir por ello. Suele culparse por cosas mínimas, aunque ya no tanto como antes, y pedir perdón cuando no debe.
 
Si bien, sus andares y paradas le dan un aire de ser algo difícil, están muy equivocados, pues todavía se le pueden entablar una conversación y ella participara encantada. Puede que no muchas veces te obsequiara su punto de vista, más aun si le preguntas ella te dejara ver su exterior y alguno que otro pensamiento.
 
Es totalmente desconfiada con quienes no conoce, siendo un compañero del Norte o un Viajero. Odia pasar mucho tiempo encerrada, pocas veces duerme, y conoce su base bajo tierra como la palma de su mano.
 
Es altanera y una completa perra con quienes se lleva mal, y aquella personalidad creció en los duros años de su perdida, como una manera de resguardarse de quienes se preocupaban por ella y ella sentía que no eran sinceros.  Detesta que la pasen a llevar, que la intenten controlar, que cuiden en exceso de ella pues no es una discapacitada ni necesita tantos mimos, no está hecha de cristal y se los hace saber muy bien a todos. Es una guerrera cuando de defender se trata.
 
Puede que sea un poco, bastante, orgullosa. Más bien, si sabe que su orgullo la está incapacitando de algo lo deja de lado, con bastante dolor, para seguir su camino.
 
Es un alma libre, más que nada. Desea conocer más tierras, saber más de sus antepasados, saber que ocurrió y como llego el caos. Pero sabe que más que nada, su principal obstáculo son los Novis. Por lo que estará encantada a demostrarle a más de alguno como los Vetus sacan la basura.
Características:

  • Gustos:
    - Adora cocinar, adora crear comidas con lo poco que consiguen.
    - Ama a los niños, y espera algún día tener uno propio. Aunque lamentablemente la persona con quien lo desee está ocupada.
    - Los tés de hierbas, milagrosos té de hierbas.
    - Coleccionar cosas pequeñas que pertenecían a las civilizaciones antiguas.
    - Pasear por los jardines subterráneos de noche, ver el cielo desde un lugar seguro.
    - Salir a hacer sus deberes de recolectora.
  • Disgustos:
    - Que le tengan compasión, sabe que hay gente que pasa por situaciones peores.
    - Aborrece comer insectos, aunque sabe que hay veces que los cocinan como polvillos, le repugnan.
    - Tener sueño y no poder dormir.
    - Tener miedo de cosas están más allá de su poder enfrentar, como las pesadillas.
    - Que su padre aun intente controlar su vida, aun que sabe lo que hace porque la quiere.
  • Manías:
    - Morder sus labios cuando miente, por lo que es pillada enseguida por sus más cercanos.
    - Hacer una cola de caballo y luego deshacerla, extrañamente le tranquiliza.
    - Dar pequeños saltitos cuando está emocionada o feliz.
  • Enfermedades:
    - Tiene casos graves de insomnio, llegando a no dormir por días.
  • Otros:
    - Suele pasearse por la guardería y ayudar a cuidar a los niños.
    - Habla dormida con frecuencia, y se avergüenza como nada más lo hace.

 


Otros Datos

- Posee las mismas características que su madre le inculco, ágil, veloz, silenciosa y desconfiada de todo su medio ambiente. 
- Ama tanto a su padre, sabe que a éste le dan mini infartos cuando debe salir a recolectar, que ha pensado en dejar sus deberes como recolectora y centrarse en ser profesora de combate, más específico en movimientos y agilidad.







Última edición por Savannah A. Barden el Jue Nov 06, 2014 9:40 pm, editado 2 veces



~ Savannah A. Barden ~

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

"I born to be strong, even when I feel weak..."


avatar
Savannah A. Barden



Preferencias : Heterosexual.
Mensajes : 228
Puntos : 149
Fecha de inscripción : 26/08/2014

PJ
Mochila:

Volver arriba Ir abajo

Re: Savannah Amelia Barden

Mensaje por Rainie E. Ferreira el Miér Oct 01, 2014 8:00 am

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]





[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen] [Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

[Tienes que estar registrado y conectado para ver esa imagen]

Rainie E. Ferreira

"La perfección hace la paz, la perfección es vida."

avatar
Rainie E. Ferreira



Mensajes : 159
Puntos : 83
Fecha de inscripción : 26/08/2014

PJ
Mochila:

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.